¿Frío, cansancio y mal humor?

La llegada del frío afecta a nuestro estado de ánimo. Irritabilidad, mal humor y sensación de agobio pueden aparecer debido a varios factores; vamos a descubrirlos.

El primero y más importante es la falta o mala calidad del sueño. Es por todos sabido la importancia de dormir bien y las horas necesarios. Si nuestro cuerpo no descansa debidamente, las consecuencias pueden ser varias: falta de concentración y bajo rendimiento, y esto pude llevar a sensación de frustración y aumento de la irritabilidad. Una de las torturas más antiguas que existe es privar del sueño.

Muchos estudios han llegado a la conclusión que la deficiencia de vitamina D puede estar relacionada con la depresión. Como el estudio publicado en  American Journal of Geriatric Psychiatry que concluyó que cuanto mayor es el déficit de vitamina D, más bajo es el estado de ánimo. La función principal de la vitamina D es manter el equilíbrio del cálcio y del fosforo en nuestro sistema. Esto es vital para el normal funcionamiento de sistema nervioso y para el mantenimiento oseo.

Dato curioso… ¿Sabías qué si tu sombra es más larga que tu altura, es que los rayos del sol no son lo suficiente intensos como para que generes vitamina D?

Salir de la ciudad y tomar aire fresco. Hay  que renovar nuestros espacios vitales, tenemos que despejar la mente para que podamos retener ideas nuevas. Si tenemos la mente demasiado “llena” aumenta la sensación de agobio y estrés. Sal al campo, practica deporte al aire libre y oxigena el cerebro. Hay estudios que demuestran cómo cambiar de aires mejora el estado de ánimo. https://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1111/j.1467-9280.2008.02225.x

Siempre hablamos de la dieta, pero es tan importante la dieta como mantener unos buenos niveles de hidratación. La deshidratación puede producir dolor de cabeza, fatiga y ello te hará estar más irritable. El problema está en que cuando sientes sed ya se está produciendo deshidratación en el organismo. Por eso es tan importante tomar líquidos a lo largo del día, aunque no se tenga sed. Lo ideal es beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día.

Los alimentos vegetales contienen hidratos de carbono, esenciales para tener energía; vitaminas del grupo B, que ayudan a regular el sistema nervioso; y magnesio, un mineral esencial para el buen humor. Que no falten en tus menús diarios dos o tres raciones de verdura.

Además si complementas estos consejos con una tratamiento de Astenolit, en 12 días notarás la diferencia.

Comparte
Política de Cookies
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestro sitio web y captar datos estadísticos, como análisis de datos de navegación. Para más información sobre nuestra Política de Cookies haga clic aquí.
Aceptar