Trucos para superar la depresión post-navideña

No cabe duda de que la Navidad es una época especial del año. Ya sea por el periodo de vacaciones, las reuniones familiares o las fiestas de Nochevieja, la Navidad es un periodo de emociones fuertes. Todas estas sensaciones en apenas dos semanas nos dejan agotados, sin fuerzas para volver a la rutina. Y este agotamiento nos puede causar la depresión post-navideña.

Estrés y depresión post-navideña

La Navidad es un periodo de emociones fuertes que nos dejan sin fuerzas para volver a la rutina

Es bien conocido el síndrome post-vacacional. Pero durante la navidad nos enfrentamos a altibajos emocionales muy fuertes. Esto hace que volver a la rutina se vuelva especialmente traumático, causándonos insomnio, astenia, dificultad para concentrarse, irritabilidad o estrés.

Insomnio y depresión post-navideña

Tras la Navidad, volver a la rutina puede causarnos insomnio, astenia, dificultad para concentrarse, irritabilidad o estrés.

Aunque los efectos de la depresión post-navidad no duran mucho, son desagradables. Y en personas que sufran depresión o ansiedad, puede agravar sus síntomas. Por eso te vamos a dar unos consejos que te ayudarán a minimizar sus efectos:

  • Aprende a contemporizar

    La Navidad es una época entrañable que tendemos a idealizar. Esta visión de la Navidad como una época idílica nos hace ver la vuelta a la rutina como una etapa triste y melancólica. Pero la realidad es que ni la Navidad es tan ideal, ni la vuelta a la rutina es tan mala. Todo tiene su lado bueno y su lado malo. Y ahora más que nunca, es importante saber ver ambos.
  • Ten paciencia

    Es perfectamente normal sentirse deprimido. No es una sensación agradable, pero acabará pasando. Date tiempo, porque obsesionarse con mejorar suele provocar junto lo contrario.
  • Organízate

    El orden y la planificación ayudan mucho en momentos difíciles. Dividir las semanas y los días en pequeños objetivos te dan perspectiva para que no te abrume todo a lo que te tienes que enfrentar. Además puedes tomarte los momentos de ocio y relax que se intercalan entre tus tareas como pequeño premios que te motiven a seguir adelante con un buen ánimo.
  • Cuida tu cuerpo

    Si el cuerpo no funciona bien, es difícil que la mente lo haga. Regula tu sueño evitando trasnochar y yéndote a la misma hora a la cama todos los días, cuida tu dieta y haz deporte regularmente. Obligar a tu cuerpo a seguir una rutina es la mejor forma para que a tu mente le resulte fácil recuperar el ritmo previo a las vacaciones.
  • Está bien pedir ayuda

    Compartir tu malestar con tus seres queridos o incluso con un profesional de la salud mental puede ayudarte. Sentir el apoyo de los demás te dará ánimos para enfrentarte a tus problemas

También se puede recurrir a complementos alimenticios como Astenolit. En solo 12 días, su combinación de vitaminas, minerales y L-Carnitina te ayuda a superar el cansancio y la fatiga, contribuye al rendimiento físico y mental y mejora tu estado de ánimo, para que la depresión post-navideña dure lo menos posible.

Encuentra el Astenolit que necesitas

Quizás también te pueda interesar…

Comparte
Política de Cookies
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestro sitio web y captar datos estadísticos, como análisis de datos de navegación. Para más información sobre nuestra Política de Cookies haga clic aquí.
Aceptar