Recupera tu vitalidad en menos de dos semanas con Astenolit y estos consejos

Cansancio persistente, descanso poco reparador, decaimiento… estamos ante un cuadro que hay que despejar lo antes posible, así que sin rodeos y al grano: tenemos la receta para recuperar tu vitalidad en un par de semanas. Consiste en cinco palabras. Cinco palabras para cinco medidas que ya puedes ir anotando y poniendo en práctica:

DORMIR

Seguramente no estás descansando bien, y los motivos pueden ser muchos. Recuerda los básicos de un buen descanso:

  • Cenar ligero y dejar tiempo suficiente antes de acostarse.
  • No tomar café ni excitantes durante la tarde-noche.
  • No realizar actividades estimulantes.
  • No llevarse el móvil o el trabajo a la cama.
  • Establecer rituales de preparación para dormir (higiene, ducha, vaso de cacao caliente, libro…)
  • Oscuridad y silencio.

Encontrarás todo esto detallado en este artículo sobre la calidad del descanso.

EJERCITAR

Ejercitar el cuerpo no es un contrasentido en episodios de fatiga. Ese cansancio que sientes tiene más que ver con desequilibrios en tu organismo y condicionantes externos que no con ningún trabajo físico.

Un ejercicio moderado proporciona, de forma inmediata, tonificación para el cuerpo y neurotransmisores de bienestar en el cerebro, lo que en conjunto ayuda a recuperar la vitalidad.

REÍR

La risa no solo es fantástica sino que además es saludable cuando brota a menudo: fortalece varios grupos de músculos como quien no quiere la cosa, y libera endorfinas que nos tranquilizan y hacen sentir bien.

Pero cuando decimos reír no hablamos solo del hecho puntual de reír, sino de dedicarte momentitos de placer. Una parte del cansancio físico tiene su origen en nuestro cerebro, así que darle gusto, con risas, sonrisas, ocio, juego, conversación, lectura, yoga o meditación, reservándote ese espacio de tiempo para ti, hará maravillas con tu fatiga.

ALIMENTAR

En serio, es hora de comer bien de una vez. El organismo necesita lo que necesita, te gusten más o menos los alimentos que las proporcionan. Uno puede mantener una dieta desequilibrada durante un tiempo, incluso mucho tiempo, pero al final siempre viene una factura. El cansancio persistente es casi la más baja de ellas.

Tu organismo necesita hidratos de carbono, lípidos y proteínas, y también vitaminas y minerales. Así que cereales y legumbres, grasas y carnes o pescados, verduras y frutas, lácteos y huevo… todo debe tomarse en su justa medida.

En este artículo encontrarás más detalles:

ASTENOLIT

Los cuatro consejos anteriores tienen una característica: que te van a ayudar desde el primer momento, pero en realidad debes incorporarlos como hábito y no como excepción. Dicho de otro modo: te ayudarán a corto, pero donde realmente notarás su efecto es a largo plazo.

Así que para superar esta época de bajón y volver a tu nivel de rendimiento habitual, vas a necesitar una ayuda extraordinaria durante unos días, hasta recuperar tu vitalidad. Y esa ayuda se llama Astenolit.

El secreto está en los ingredientes. Astenolit nos puede ayudar por ejemplo a reducir el cansancio y la fatiga gracias a las vitaminas B6 y B12 y, además, la vitamina B1 favorece el metabolismo energético normal. Estas son solo unas de las ventajas de tomar Astenolit, pero hay más. Te las contamos aquí. (

Astenolit puede ser justo la ayuda que necesitas para volver a tu estado normal con la ayuda de las otras rutinas. ¡Se nota!

Comparte
Política de Cookies
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestro sitio web y captar datos estadísticos, como análisis de datos de navegación. Para más información sobre nuestra Política de Cookies haga clic aquí.
Aceptar