Las frutas más veraniegas y sus vitaminas

El cansancio, la fatiga duradera, incluso el estrés o la desmotivación, tienen siempre un componente fisiológico además de sus otras causas: tu cuerpo no tiene todos los nutrientes que necesita.

El déficit de vitaminas es uno de los problemas habituales en un amplísimo sector de la población que no sigue una dieta equilibrada, y en el que lo vegetal queda reducido a su mínima expresión. Un problema, siendo las verduras y las frutas las que más minerales y vitaminas nos aportan.

¿Qué tal si revertimos la situación ahora que llega el verano y, con él, deliciosas y frescas frutas de temporada?

Éstas son las frutas veraniegas que más vitaminas van a aportar a nuestro organismo.

Las cerezas

Estos “caramelitos” naturales son auténticas bombas de vitalidad. Contienen diversos nutrientes esenciales, minerales como hierro, calcio, potasio o magnesio, y es una riquísima fuente de vitaminas A, B, C, E y K.

Y, ¿quién puede resistirse a cerrar una comida de verano con un buen cuenco de cerezas lavadas y fresquitas?

La sandía

No hay fruta que refresque más en verano. Para desayunar, de postre, a media tarde, tras la cena… su altísimo contenido en agua nos hidrata con dulzura, y además entre sus rojeces esconde vitaminas A, C, y B1, B2, B3, B5 y B6.

El melón

El hermano blanco de la roja sandía es su compañera ideal en platos de fruta para el verano. Azúcares y agua para deleitar a niños y mayores, con un alto contenido en potasio y también en fósforo, vitaminas C, E y K, así como de vitaminas B1, B2, B3, B5 y B6.

El melocotón

Otra maravillosa fruta para el verano, tanto si es de las variedades más carnosas, como si es de las que cada bocado es casi como beberse el mejor zumo del mundo.

Tu organismo también disfruta del melocotón, o más bien de sus nutrientes: azúcares, fibra, minerales como potasio, fósforo, calcio o magnesio, y otra gran colección de vitaminas: A, B1, B2, B3, B6, C, E y K.

La piña

Aunque se coman todo el año, la piña es una fruta ideal para el verano por su dulzura, su jugo fresco, y todos los nutrientes que nos aporta para la temporada: potasio, manganeso, hierro, fósforo, incluso zinc. Por no mencionar un importante aporte de vitamina C, así como de vitaminas B1, B2, B3, B5, B6 y B9.

Están son las “Cinco Grandes”, las que reinan en las mesas en verano y que más pueden hacer por tu salud. Pero te vamos a contar otro secreto: cualquier fruta que pase por tu mesa este verano es buena para ti. Nectarinas, albaricoques, granadas, papayas, peras de verano… la norma es fácil: si tiene colores brillantes, tiene vitaminas.

¡No las dejes escapar!

Comparte
Política de Cookies
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestro sitio web y captar datos estadísticos, como análisis de datos de navegación. Para más información sobre nuestra Política de Cookies haga clic aquí.
Aceptar