Diario de una astenia primaveral

Lunes 11 de marzo

¡Qué gran lunes! Entró el nuevo proyecto en la agencia y yo voy a estar al frente. Voy a ir muy justa de tiempo, pero es una oportunidad que no pienso desaprovechar… aunque la vida me lo pone difícil, porque entre las niñas, y Rober que va tan mal de tiempo como yo… Lo bueno es que ya se acerca la primavera, el tiempo ya ha cambiado, incluso se olía este fin de semana cuando salimos de paseo. ¡Siempre me anima que se alargue el día!

Jueves 14 de marzo

Apenas tengo tiempo para escribir, el proyecto está siendo tan exigente como imaginaba, un reto, y confieso que lo estoy disfrutando. Hoy quedaron bastante impresionados con mis propuestas, Marga y Luís incluso me han felicitado. Lo que no me imaginaba era que iba a acabar tan cansada cada día, menos mal que ya se acerca el finde.

Las niñas quieren ir a la montaña. Preferiría quedarme en casa descansando pero con el tiempo tan bueno que hace sería una pena…

Miércoles 18 de marzo

Sin tiempo. Laura estuvo tres días en casa con gastroenteritis, Alba pesadísima reclamando atención, yo llevándome el trabajo a casa y acostándome a la 1 cada día, ¡y Rober toda la semana de viaje! Menos mal que mis padres nos echan un cable…

Viernes 22 de marzo

Yo no sé si es la falta de sueño o qué, pero llevo toda la semana súper cansada. ¡Odio empastillarme! Rober llegó ayer y están las niñas como locas con un juego que les ha traído de Milán, o sea que este finde todas para él. ¡Yo no pienso salir de la cama!

Martes 26 de marzo

Dicen que la primavera la sangre altera, pero nunca te dicen que a veces te la altera para mal. ¡El cambio de tiempo me está sentando fatal! Hoy me dijo Irene de sentarnos en la terracita para el café “al solete” y me he puesto borde con que si no estábamos para cafés. Luego me ha sabido fatal, por trabajo que tengamos no es excusa. Mañana tengo que disculparme.

Domingo 31 de marzo

Poder levantarme a las 10 o las 11 sin que nadie me despierte. ¡Tampoco pido tanto! Pero no: mami la tablet, mami la tele, mami que la tata no se qué. Y Rober a gritos diciéndoles que no hagan ruido, que dices “cariño, eso tampoco ayuda”, pero en fin. Mal rollo. Él está cariñoso y yo no tengo ningunas ganas. Ni de eso, ni de ir al trabajo mañana tampoco. Estoy bastante frustrada porque aunque sea un proyecto grande tampoco es para morirse, ya he tenido esta presión antes. Pero esta vez parece que no me da el cuerpo.

Martes 2 de abril

Hoy hablaba con Irene haciendo el café “al solete” que dice ella (ya me disculpé, por cierto, es un cielazo), y me ha preguntado si estaba bien, dice que se me ve muy cansada, y que estoy de mal humor. Le he explicado lo mal que descanso, que ya me levanto rendida, la sensación de estrés, etc, y dice que quizá es por la primavera. Que se ve que cuando cambia el tiempo es normal porque al haber más horas de luz segregamos no sé qué hormonas y a veces nos trastocamos, se llama astenia primaveral. Yo de esto no entiendo, me parece que más van a ser mis 40 que otra cosa, pero en fin… tampoco puedo apagar el sol.

Viernes 5 de abril

He estado leyendo un poco sobre la astenia primaveral que me comentó Irene y la verdad es que cuadra bastante con el mesecito que llevo. Me dijo que ella se tomaba unos viales de algo llamado Astenolit-dinamic que se ve que va muy bien para esto, mañana iré a la farmacia a ver si tienen. ¡Lo que sea con tal de sacarme este cansancio y esta desgana de encima!

Viernes 12 de abril

Pues mira, no va mal la cosa. Sigo bastante cansada porque nos están exigiendo a tope en la agencia, pero al menos me he librado de la apatía, y la peque me dijo hoy “menos mal que ya estás de buen humor”, ¡lo que nos hemos reído! Venga, dos mesecitos más a tope y habré terminado el proyecto.

Sábado 20 de abril

Ayer invité a Irene a comer en el japonés, ¡ya le dije que me ha salvado la vida! Esta semana terminé de tomar Astenolit-dinamic y la verdad es que se nota: fuera desgana y fuera cansancio. También es verdad que Rober se puso serio y me dijo que ya estaba bien de alargar jornada por las noches, así que me he ido acostando más pronto. Pero ahora ya duermo del tirón otra vez, y mira, todo lo que se me hacía una montaña hace unos días ahora es solo es trabajo. Esto va a salir bien. ¡Va a salir bien!

Comparte
Política de Cookies
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestro sitio web y captar datos estadísticos, como análisis de datos de navegación. Para más información sobre nuestra Política de Cookies haga clic aquí.
Aceptar